miércoles, 27 de diciembre de 2006

Políticas de Estado para 2007

Consolidada la revolución hasta el 2013 (por ahora), tras la contundente, indudable, incuestionable y aceptada victoria electoral del pasado 3 de diciembre, el líder máximo, Comandante Hugo Chávez, hará público los primeros días de enero los nuevos lineamientos generales de comportamiento ciudadano que serán de obligatorio cumplimiento por toda la sociedad venezolana.

Estas directrices se encuentran enmarcadas dentro del Socialismo del Siglo XXI, asegurarán la profundización del proceso y la toma de conciencia de la población con el nuevo modo de vida socialista, en el cual no cabrá ni el más mínimo asomo o resquicio de capitalismo, de neoliberalismo o del execrado imperialismo que tanto daño ha causado a la humanidad.

Las primeras señales ya fueron dadas los primeros días de noviembre, cuando se informó a todas las entidades públicas que se olvidaran de los arbolitos de navidad y de Santa “Clos”, ya que son manifestaciones yanquis y de consumismo que atentan contra el espíritu de la revolución bolivariana. Por el contrario, la navidad debía ser venezolanizada al máximo, con matas de navidad (aunque no sean de origen nacional) o matas de mango, o –mejor aún- con matas de topocho, tan de moda a raíz del trueque que tiene programado Chávez para esta nueva etapa del proceso.

Otra clara señal fue la orden del camarada presidente de formar el partido único: A partir de ahora, todo movimiento, agrupación o partido en el gobierno -o que lo apoye- tiene que disolverse para formar parte del Partido Socialista Unido de Venezuela; y a quien no le guste, pues muy democráticamente que se vaya. Es más, sólo podrán estar en sus cuadros directivos aquellos comprometidos ciegamente con el socialismo y la revolución, o sea, rojos, rojitos, nada de medios tonos.

En cuanto a los lineamientos para el próximo año, para empezar, toda festividad señalada en el calendario deberá ajustarse a la venezolanidad bolivariana y socialista. En este orden de ideas, cuando el máximo líder reasuma la presidencia el próximo 10 de enero, se realizará un magno desfile cívico militar que dejará en calzoncillos las marchas que Fidel Castro organizaba en vida. Asimismo, se anunciará que el 4 de febrero, día en el que el iluminado Chávez –allá por 1992- se alzó en armas contra la tiranía, será una nueva festividad patria, un feriado nacional, ahora y para siempre.

Los carnavales deberán limitarse al nuevo orden geopolítico; es decir, si alguien quiere salir de viaje, nada de Miami u otra ciudad imperialista. Sólo se permitirán localidades nacionales, autóctonas o, como mucho, el carnaval de Río por ser una ciudad de un socio MERCOSUR. En el caso de la Semana Santa -como ya lo dijo el camarada Chávez- Cristo fue el primer socialista del siglo XXI, por lo tanto deben evitarse los hábitos morados o lilas y cambiarlos por otros de color rojo, rojito, socialista.

El primero de mayo dejará de ser el Día del Trabajo. Ya que es una fecha impuesta por el imperialismo, mayor razón para desterrarla. Ahora, como estamos en una onda endógena, se dispondrá la creación del Día de la Economía Popular (no confundir con buhonerismo), Día del Desarrollo Endógeno y el Día del Trueque. En esta última fecha, nadie debe usar dinero, sino intercambiar sus bienes y/o servicios por otros similares. Todo un día en el que no se necesitará del cochino dinero, y que será un ejemplo para el mundo.

Ya que hablamos de dinero, en 2007 Venezuela tendrá nueva moneda. Aún no se decide el nombre, pero se barajan algunos como el “bolivariano”, el “zamora”, o hasta el “chavito”, como llaman a cierta moneda en La Habana. Se tiene programado que el cambio de signo monetario venga acompañado con una drástica política de ahorro. En este sentido, los nuevos billetes podrían ser impresos en papel corriente en la Imprenta Nacional, sólo con el valor nominal, y con una firma oficial que certifique su autenticidad. De este modo, la Casa de Moneda no generaría tanto gasto con esas técnicas llamadas “avanzadas” para evitar falsificaciones. Total, en el Socialismo del Siglo XXI la confianza es lo que debe prevalecer.

Y si de confianza se trata, también sobrará la solidaridad. Por ley, los venezolanos tendrán que ser solidarios con sus semejantes. Sólo así se eliminarán la pobreza, el hambre y la falta de vivienda. O sea, en un mundo socialista los ricos tienen que darle lo que el gobierno establezca que les sobra a los pobres, los gordos deben dejar de comer para darle de comer a los que pasen hambre, y todos los que tengan vivienda propia deben cobijar a alguno de los miles de compatriotas que no tienen techo bajo el cual dormir. Así, así, así es que se gobierna!!!

Con todo lo descrito y leído, creo que es suficiente por hoy. En otras palabras: Feliz Día de los Inocentes!!! Para muchos, más que un chiste, puede que esto les haya resultado un mal chiste. Pero que se le hace, esta es la Venezuela de hoy, la del siglo XXI, la roja, rojita. Lo único que lamento es que –según me decía mi mamá- las bromas que se hacen en el Día de los Inocentes terminan por cumplirse… Tremenda broma cará...!!!

Ilustración:

Califica este artículo de 1 a 5 estrellas:

, , ,
, , ,

Etiquetas: , , ,

0 Comments:

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un vínculo

<< Home