domingo, 1 de julio de 2007

Periodismo termina en "ismo"

El pasado 27 de junio se “celebró” el “Día del Periodista” en Venezuela. Decimos que se “celebró” (entre comillas) pues más que brindis, almuerzos o fiestas, los comunicadores sociales, acompañados de un grueso número de profesionales de otras carreras y de la población en general, se dedicaron a marchar y protestar en las calles de Caracas.

Ese mismo día pero en 1818, apareció “El Correo del Orinoco”, periódico fundado por Simón Bolívar en Angostura que tuvo como objetivo divulgar los pensamientos y acciones libertarias y, además, convertirse en una herramienta más en las luchas por la independencia. No obstante, el “Correo” no fue el primer periódico en Venezuela.

Por esas ironías de la historia y de la vida, la primera imprenta en Venezuela llega de manos del Generalísimo Francisco de Miranda (ese al que -la historia todavía discute- traicionó Bolívar) a bordo del “Leandro”, en 1806. Sin embargo, pasarían dos años para que dos ingleses de Caracas, Mateo Gallagher y Jaime Lamb, se la compraran para darle vida al primer medio impreso: “La Gazeta de Caracas”, la cual sale a circulación el 24 de octubre de 1808.

Es “curioso” -por decir lo menos- que la “Gazeta” iniciará sus actividades con una marcada autocensura, según se desprende de unas líneas de su “Apertura de la Imprenta” (una especie de Editorial):

“Al mismo tiempo se solicita la asistencia de todas las personas instruidas en las Ciencias y Artes, se dá al Público la seguridad de que nada saldrá de la Prensa sin la previa inspección de las personas que al intento comisione el Gobierno, y que por consiguiente en nada de cuanto se publique se hallará la menor cosa ofensiva a la Santa Religión Católica, a las leyes que gobiernan al pays (sic), a las buenas costumbres, ni que pueda turbar el reposo o dañar la reputación de ningún individuo de la sociedad, a que los propietarios de la Prensa tienen en el día el honor de pertenecer”.

La situación era de esperarse pues, desde su nacimiento y hasta abril de 1810, la dirección de la Gazeta estuvo en manos españolas (u oficiales, como quiera leerse). Luego, hasta 1812, la línea editorial fue netamente “patriótica” y así sucesivamente tuvo “cambios de gobierno”, alternándose realistas y criollos en su orientación hasta la muerte del medio en 1822.

El 20 de agosto de 1941 nace en Venezuela la Asociación Nacional de Periodistas y es precisamente por "La Gazeta de Caracas" que desde 1942 empieza a celebrarse el “Día del Periodista” cada 24 de octubre. En 1965, la fecha es cambiada por el 27 de junio a raíz de un acuerdo emanado de la IV Convención Nacional de Periodistas en la que se considera a “El Correo del Orinoco” como el primer medio netamente venezolano y tribuna de los ideales de libertad. Sin embargo, la fecha de octubre quedó para celebrar el “Día del Trabajador Gráfico”.

Sea junio, sea octubre, diciembre o abril, para lo que no hay fecha es para luchar, cada quien a su manera, por la libertad. El 27 de junio de 2007 se cumplió un mes de quizás el más temerario acto de represión, de abuso y de autoritarismo del régimen que vive Venezuela: el cierre de RCTV. Sin embargo, también se cumplió un mes del nacimiento de un nuevo movimiento estudiantil, el cual no es más que el resurgir de la conciencia juvenil venezolana.

Se ha vuelto rutina que miles de comunicadores sociales, otros profesionales, estudiantes, mujeres y hombres en general, marchen o se manifiesten en todo el país en defensa de la libertad que todo ser humano tiene de expresar sus ideas, cuando le de la gana, donde le de la gana. El papel del comunicador social ha trascendido en Venezuela, tanto así, que ya no es de su exclusividad.

La crisis viene arropando al país, no sólo la económica, sino la moral y la ética, de tal manera que se tiene a un individuo que maneja los asuntos del Estado a su capricho y sin el más mínimo asomo de vergüenza. Así, Chávez compra submarinos mientras la gente se muere de hambre, se le cae su casa o sigue sin encontrar los alimentos de primera necesidad. Además, tiene el caradurismo de jactarse de que puede hacer y deshacer convenios internacionales, ergo, mandar a la porra al MERCOSUR; pues lo que en realidad pretende es crear su propia burocracia a su medida llamada Unasur.

Entonces, ¿qué hay que comunicar? En primer lugar, que por encima de las políticas gubernamentales, están las metas individuales. Que por encima de una ideología barata, desfasada, anacrónica, fracasada, está la libertad personal de elegir cada uno su propio destino, bajo la forma que mejor le parezca.

Y en segundo lugar, comunicar esas verdades para abrirles los ojos a ese “pueblo” al que se le dice que la culpa de todos sus males las tienen el capitalismo, el imperialismo, el consumismo y otros tantos “ismos”, cuando en realidad lo que tiene mal a Venezuela es el cinismo con el que se engaña a parte de la población.

El gobierno dice que “Venezuela ahora es de todos”, pero no pasa de ser un cliché que nadie se lo cree. Con el cierre de RCTV, como un inesperado bumerán, el régimen ha logrado que la comunicación sea un asunto de todos y no habrá fuerza pública, ley o Constitución a la medida que pueda impedir su ejercicio. Periodismo termina en “ismo” y debe ser por eso que Chávez tanto lo odia.

Ilustración:

Califica este artículo de 1 a 5 estrellas:

, , ,
, , ,

Etiquetas: , , , ,

0 Comments:

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un vínculo

<< Home