domingo, 15 de febrero de 2009

Ganó el Sí, porque sí

Hace pocos minutos, la presidenta del Consejo Nacional Electoral dio lectura al primer boletín informativo (pero casi que definitivo) con los resultados del referéndum para la propuesta enmienda a la Constitución venezolana. Sin entrar en precisiones decimales, la opción del "Sí" obtuvo el 54% de los votos; es decir, Chávez puede ser candidato a la presidencia las veces que él desee sin limitación alguna, lo que fue llamado por la oposición la "reelección indefinida".

No obstante, desde mucho antes de la declaración de la autoridad electoral, se dio una "curiosa" arremetida en la calles de parte del oficialismo: ruidosos y cuantiosos fuegos artificuales, caravanas de motos, camionetas con parlantes a todo volumen (con canciones pro gobierno, o con la voz del mismo Chávez); todo como para -evidentemente- ir preparando el terreno o "atacar" sicológicamente al adversario, desmoralizándolo al extremo.

Al momento de redactar este artículo, Chávez se encuentra "encadenado" en radio y televisión, dando un discurso desde el Palacio de Miraflores. Ha vociferado, cantado, arengado con su acostumbrado patrioterismo; y como para asegurarse de que lo escuchen, ha mandado a colocar parlantes en las afueras de la sede de la petrolera estatal (PDVSA), cosa que atormenta a todos los habitantes de por lo menos 6 cuadras a la redonda. El mensaje es claro: la hegemonía comunicacional fue mia, es mia, y seguirá siendo mia.

Por la misma razón, la respuesta de la oposición a los resultados divulgados es hasta ahora (10.00 PM del domingo) desconocida y opacada por la cadena de Chávez, acción que asegura que nadie tenga la oportunidad de decir algo distinto a él y/o distraiga su mensaje. Sin embargo, la Venezuela que se mueve en Internet sí se ha manifestado y seguramente lo seguirá haciendo. Por ejemplo, los "estados" de cada miembro de la comunidad Facebook expresan la rabia, la incredulidad, pero sobretodo la impotencia, ante algo que hasta hace unas horas sonaba poco probable.

Venezuela tiene presidente para rato... pero el mismo, pues -en palabras de Chávez- él es indispensable y es el único que puede llevar adelante su llamada "revolución". El otrora país predilecto para los inmigrantes cambió (o lo cambiaron) y no se sabe hacia dónde va. Según los resultados del referéndum, se aprobó una enmienda, pero no se sabe cómo quedarán los artículos a modificar. Quien quita que se extiendan los mandatos de las autoridades (incluyendo el presidente, obvio), quien quita que se convoque a nuevas elecciones (para variar), quien quita que se diga y que pase cualquier cosa. Total ganó el Sí, porque sí.

Compártelo en Facebook

, ,
, ,

Etiquetas: , ,

0 Comments:

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un vínculo

<< Home